Edificio del Torreón, al que poco le queda