De nuevo el río Güeña que siempre nos acompaña